En Sam Sistemas Ingeniería disponemos de técnicos superiores acreditados y con mucha experiencia como perito judicial inmobiliario por el Colegio de Ingenieros Industriales de Cataluña. Una larga trayectoria nos avala en defensas ante los tribunales tanto como peritos de parte como por nombramiento judicial o de parte en la confección de dictámenes técnicos para la construcción.

El perito judicial inmobiliario

El perito judicial inmobiliario es un perito judicial especializado en inmuebles, valoración inmobiliaria, siniestros en edificios, etc. El perito judicial o perito forense es un profesional dotado de conocimientos especializados y reconocidos, a través de sus estudios superiores, que suministra información u opinión fundada a los tribunales de justicia sobre los puntos litigiosos que son materia de su dictamen técnico de obra.

Existen dos tipos de peritos, los nombrados judicialmente y los propuestos por una o ambas partes, llamados tradicionalmente "perito de parte" pero desde hace años igualados con el perito designado por el juez, ambos ejercen la misma influencia en el juicio y todos se designan como peritos judiciales.

El perito judicial inmobiliario es capaz de ejecutar, aplicar y utilizar todas las técnicas y recursos de una forma científica para una adecuada administración de los requerimientos de su campo laboral (recolección de pruebas, aseguramiento, preservación, manejo de la cadena de custodia necesaria para esclarecer la verdad, etc.) y con ello efectuar informes técnicos sobr bienes inmuebles, su fase de obra y construcción, o de tipo estructural.

Informe de valoración inmobiliaria

La tasación, técnicamente denominada como informe de valoración, es un documento que suscribe un profesional competente para hacerlo y tiene como objetivo establecer de forma justificada el valor de un bien, de acuerdo con unos criterios previamente establecidos y desarrollando una metodología adecuada al fin propuesto.

La tasación de un bien está sujeta a una estricta normativa legal que no sólo establece los criterios y metodología para realizarla, sino que también establece quién puede hacerla. Esta normativa, que en España la constituye una Orden Ministerial de fecha 30 de noviembre de 1994 emitida por el Ministerio de Economía y Hacienda, es una norma que establece una metodología concreta basada en unas definiciones y principios que inspiran su redacción.

Una Valoración Inmobiliaria  es una valoración de un inmueble con fines jurídicos para resolución de conflictos por herencias u otros tipos de separación de bienes.

Los factores que influyen en la valoración de un inmueble son:

  • La ubicación.
  • Los servicios próximos: zonas verdes, lugares de ocio, servicios escolares, médicos, supermercados...
  • La superficie: m2 y distribución, si tiene o no garaje o trastero...
  • La calidad de los materiales de construcción.
  • La situación del inmueble dentro del edificio: se valora más si es orientación sur y los pisos altos.
  • La antigüedad.

Hay diferentes métodos que se emplean para la tasación aunque el ajuste entre los resultados no muestra grandes diferencias:

  • La tasación por comparación con otros inmuebles es la fórmula más extendida.
  • La tasación por costos.
  • La tasación basada en la capitalización de rentas.

 

Volver